Publicaciones de ¿Dados cargados?

La imprenta del Diario Oficial de la Federación está trabajando para la publicación de la reforma constitucional en telecomunicaciones y competencia económica que fue aprobada por la gran mayoría de las legislaturas de los estados.
Los últimos días de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y de la Comisión Federal de Competencia deben servir también para no olvidar las profundas implicaciones que puede tener cada texto, cada omisión o cada decisión en la ley reglamentaria que está en el horno.

Caso 1. Las posturas encontradas sobre si la Cofetel debería ser un organismo descentralizado o un órgano desconcentrado y sobre qué facultades debiera tener, llevaron a que el Congreso de la Unión en 1995 suprimiera el capítulo respectivo, pateara el balón y en la Ley Federal de Telecomunicaciones sólo se hiciera referencia en un transitorio a la creación del órgano con facultades para promover el desarrollo de las telecomunicaciones.

¡Cuánto daño le hicieron a México por esa falta de determinación! Ello porque en lugar de crear una Cofetel fuerte y más al tener como primer presidente al respetado Carlos Casasús, la Subsecretaría de Comunicaciones, en ese entonces con el senador Javier Lozano Alarcón, buscó conservar el poder, reteniendo injustificadamente facultades que debieron siempre haber sido de Cofetel y creando la perversa doble ventanilla con daños incuantificables a la economía y sociedad mexicana.

Caso 2. Después de que Televisa y TV Azteca obtuvieron el refrendo de sus concesiones hasta 2021 y un canal espejo para la transición a la televisión digital, se gestó la penosamente célebre Ley Televisa en 2006. En apariencia, ésta al introducir la figura de licitación pública dejaba atrás la discrecionalidad en el otorgamiento de concesiones para TV abierta, pero en realidad se estaba creando una barrera de entrada, después de que el llamado "duopolio" televisivo había garantizado sus concesiones. La barrera demostró ser más efectiva que la Muralla China, porque en siete años ni siquiera se convocó para la licitación, y ya que Cofetel decía que tenía listas las bases de licitación, vino la reforma constitucional que le da al Ifetel 180 días a partir de que éste se integre para la licitación de lo que podrían ser dos cadenas nacionales de televisión abierta. ¿Sucederá algún día?

Caso 3. La primera dominancia de Telmex decretada por la CFC en 1997 fue finalmente derrotada en 2007. Es fácil culpar a Telmex y decir que promovió un sinfín de amparos, pero lo que siempre llamó la atención es que la CFC bajo la presidencia de Fernando Sánchez Ugarte insistía una y otra vez en reiterar la dominancia de 1997 con todas las deficiencias que tenía y aun sabiendo que en Telmex ganaría. ¿Sería también una manera de justificar que Telmex era dominante aunque esa dominancia no sirviera para cosa alguna? ¿Sería para retrasar una nueva dominancia que sí pudiera ser efectiva? En cualquier caso, las dominancias determinadas por la CFC en esta presidencia de Eduardo Pérez Motta tampoco han servido para gran cosa, porque la Cofetel jamás inició el procedimiento de imposición de obligaciones específicas. Congreso de la Unión: en la ley reglamentaria ya no queremos esquemas diseñados para no funcionar como los que han prevalecido para no afectar a los grupos de poder económico en perjuicio de la ciudadanía.

Caso 4. El inicio del procedimiento del rescate de la banda de 2.5 GHz que se venía evaluando desde principios del sexenio del presidente Felipe Calderón, se hizo tarde y con una argumentación contradictoria (en unas partes argumentaban que la razón era para introducir nuevas tecnologías y en otras que era porque no le llegaron al precio los concesionarios de la 2.5 GHz como MVS, entonces ¿cuál era la verdadera razón detrás del rescate?). En vez de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes estuviera enfrascada en un procedimiento de rescate en el que todos saldremos perdiendo y la banda 2.5 GHz quedará ociosa, pudieron al menos haber estudiado la experiencia comparada. En lugar de pensar como siempre, actuar como siempre y entramparse como siempre, esperaríamos que el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto sea más creativo y evalúe un tipo incentive auctions como en Estados Unidos, donde en lugar de "rescatar", fomentan la renuncia voluntaria a cambio de una compensación del producto de las nuevas licitaciones de espectro.

La ley reglamentaria se está cocinando. Esperemos que no sea una ley sacada al vapor, ni una que no busque en primer lugar el interés general.


Claraluzalvarez@gmail.com telecomysociedad.blogspot.com